Once sartenazos en un solo artículo
Once sartenazos en un solo artículo.

Once sartenes recomendables para todos los presupuestos

  • Comentar
  • Imprimir

¿Hasta el gorro de sartenes que no duran nada? Aquí tienes unas cuantas recomendaciones de solvencia contrastada para todos los gustos y necesidades.

Las sartenes son uno de los puntos más débiles del ajuar gastronómico casero. Escoger una que se ajuste a nuestras necesidades -de tamaño, tipo de fuego y cocción para la que la vamos a usar- y presupuesto puede parecer lo más difícil, pero no lo es. Porque una vez le hemos echado el guante a la sartén de nuestra vida tenemos que convivir con ella, cuidarla pero sin agobiarnos, ser mimosos aunque tengamos prisa y no dejar que se churrume al fuego o ponerla cuando está aún ardiendo en agua fría.

De cómo darles cariñitos a las sartenes para que vivan dignamente en nuestra cocina ya hablamos en este vídeo. Si sigues rascándolas con espátulas de metal o tenedores, apilando unas sobre otras y golpeándolas en el proceso, la lista contrastada de sartenes que viene a continuación no te va a servir de mucho. Porque escoger bien es básico, pero el mantenimiento es lo que marca la diferencia.

BRA EFFICIENT

BRA

Las Efficient de BRA ofrecen niveles de eficiencia y resistencia bastante dignos, y para comprarlas no tienes que vender ni las joyas de la abuela a un Compro Oro ni tus riñones a una red de tráfico de órganos. Por eso las recomienda Alfonso López, un señor que cocina tres veces al día y que además es el líder espiritual de la web Recetas de Rechupete. “A las sartenes les pido antiadherencia, que difundan bien el calor y que sean ligeras. Tengo 4 diámetros diferentes de Efficient, y me gustan porque son fáciles de manejar, pesan poco, el mango es cómodo y las puedo meter al lavavajillas sin rezar para que no se estropeen”. Precio:€€

WOLL DE TITANIO

WOLL

Dentro del género sartenes-pijas-pero-no-supermegacarísimas, las Woll de titanio son una apuesta triunfadora. Están entre las mejores que hemos tenido: son sólidas, resistentes, no se les pega nada, distribuyen bien el calor y tienen un detalle para obsesos de la limpieza que nos encanta: se les puede quitar el mango para meterlo en el friegaplatos o para cocinar con ellas en el horno.

Alfonso López también las alaba: “Pesan, pero son la hostia. Duran 10 veces más que las convencionales, por lo que al final no resultan tan caras. Y las tapas ajustan perfectamente, lo que viene bien para cocinar con vapor”. Precio:€€€€

CASTEY TITANIUM

CASTEY

A la chef Susana Aragón, al frente del Cèntric Gastrobar del Prat del Llobregat -sus bravas, los arroces y el confit de pollo Pota Blava, todo elaborado con producto de proximidad, hacen que la excursión desde Barcelona valga mucho la pena- recomienda unas sartenes que sorprenden por su relación calidad-precio. A Susana le gustan por prácticas, por resistentes y por algo que se valora bastante en la cocina profesional: si el mango se quema, puedes cambiárselo sin tener que tirar el resto de la sartén. Precio:€


WMF CERADUR PROFI

WMF

Con ustedes, la sartén que ganó en la comparativa de antiadherentes que hizo la OCU en 2016. Vale, tampoco es barata: la de 24 centímetros ronda los 70 euros. Pero si le dieron 85 puntos sobre 100, es por algo. Esta sartén obtuvo buenas notas en resistencia al desgaste y durabilidad, y aguanta temperaturas de hasta 400 grados. Una sartén mala se abomba a la primera de cambio y distribuye mal el calor, pero es difícil que esto te ocurra con las de WMF, auténticos panzers dispuestos a ir a la guerra en tu cocina con la eficacia y la disciplina de una división alemana. Precio:€€€

DE BUYER HIERRO MINERAL B

BUYER/CLAUDIA AND JULIA

Las sartenes de hierro necesitan ciertos cuidados especiales, por lo que no generan demasiado entusiasmo entre los comodones. Pero sus fans juran que con un mínimo mantenimiento resultan imbatibles. Las preferidas de Rosa Ardá, de Velocidad Cuchara, son las sartenes de hierro mineral B de De Buyer. “Doran como ninguna las carnes, y se calientan tan rápido y transmiten tan bien el calor que ahorras energía porque no necesitas poner el fuego al máximo. Las frituras quedan perfectas, el resultado es más crujiente y se potencia el sabor. Por ejemplo, unos simples huevos salen con puntilla y saben como los que hacía mi abuela”. Estas sartenes requieren un curado con aceite antes del primer uso, y después de utilizarlas hay que limpiarlas, secarlas y aceitarlas. “Unos simples cuidados para tener una sartén para toda la vida”, asegura Rosa. “Yo siempre las recomiendo y las regalo, me encantan”. Precio: €

AGNELLI DE ALUMINIO

AGNELLI

Aunque en casa de Anna Mayer -profesora de cocina, asesora gastronómica e italiana afincada en Galicia- utilizan diferentes tipos de sartenes de acero, antiadherentes y de aluminio (más el wok) según el uso que vayan a darle, le tiene un cariño especial a su sartén Agnelli de aluminio profesional y fondo grueso. “Sé que se dice que el aluminio es tóxico para cocinar, pero me consta que hay unos cuantos millones de italianos sanos y felices que usan estas sartenes. Supongo que la diferencia está en la fabricación y en el uso que se les da”, apunta nuestra experta. Son sartenes ligeras pero con unas buenas prestaciones: el aluminio espeso garantiza una buena difusión y sobre todo transmisión del calor. De hecho se recomienda usarlas a fuego medio, y el efecto es de fuego alto (se ahorra gas y, al estar la sartén menos caliente, las salpicaduras no se requeman).

Anna nos cuenta que también tienen un lado oscuro: “El aluminio necesita algunas atenciones: no se lava en lavavajillas -como las mokas: se mancha- y no se recomienda dejar la comida en ellas mucho tiempo -hablamos de 24 horas fuera de la nevera-, sobre todo alimentos muy ácidos (pero lo dicho, la salsa de tomate que como mucho va a estar allí una hora no tiene problema)”. Precio: €€

CARREFOUR HOME ACERO INOXIDABLE

CARREFOUR

¿Una sartén barata de marca blanca en esta lista? Pues sí, porque no todo el mundo puede gastarse más de 50 euros en un trasto de cocina, y este modelo antiadherente de acero inoxidable cumple con unos mínimos más que aceptables. Y no lo decimos nosotros, sino la OCU: quedó cuarta mejor de la lista y primera en relación calidad-precio. Si no crees en el mito de la sartén para toda la vida y buscas una opción barata y renovable sin demasiados dramas, a por ella. Precio: €

DE BUYER ANTIADHERENTE

DE BUYER

Miriam García, autora del blog El Invitado de Invierno y flamante colaboradora Comidista también apuesta por las sartenes De Buyer. “No son de las baratas, pero tampoco tienen precios desorbitados. Yo tengo una gigante de la gama antiadherente desde hace dos o tres años, y la uso mucho para pescados a la plancha, tortillas, revueltos y sofritos grandes. La pincelas con aceite y no se pega absolutamente nada”. Aunque Miriam reconoce que no hay antiadherente eterno, asegura que este es muy bueno siempre que no la calientes a lo bestia y la trates bien. “Lo mejor es que es supersólida y difunde el calor que da gusto, la mejor sartén que he tenido nunca en esta cuestión. En cuanto al cuidado, la lavamos mucho a mano fundamentalmente por el tamaño, que no siempre cuadra para meterla dentro del lavavajillas. Eso es otro tema que no queremos aceptar hoy día: que incluso los cacharros de mejor calidad necesitan un cuidado, y no tratarlos a batacazos”. Precio: €€€

TEFAL EXPERTISE

TEFAL

El primer piso en el que vivió nuestra dietista-nutricionista y recetista Raquel Bernácer en Rotterdam tenía fuego de inducción, así que tuvo que cambiar las sartenes que se traía de casa, porque no le servían. “Compré unas allí que fueron un churro, y cuando volví a España compré dos de Tefal de 21 y 24 cm que me gustan porque son antiadherentes, funcionan con todo tipo de fuegos -inducción incluida- y aguantan muchísimo con mínimos cuidados, que tampoco quiero dedicarle a una sartén más tiempo que a mis amigos”. Precio: €€

MONIX MINERAL

MONIX

Cuando le pedimos a Dani Lechuga, al frente de la cocina del bar de carnes -con calidad de restaurante- Bardeni y su backstage Espaideni por una buena sartén para cocinar en casa no lo duda ni un momento: “la Monix de granito”, también conocida como “Monix mineral”. “Me gusta porque es resistente y muy antiadherente, y además al estar hecha completamente de metal puedes empezar a cocinar con ella en el fuego y terminar las cocciones en el horno”. Nosotros nos fiamos a ciegas de las recomendaciones de Dani, pero si necesitáis otra opinión que lo corrobore, a Martín Berasategui también le gustan mucho. Precio: €€

BERLINGER HOUSE GRANIT DIAMOND LINE

BERLINGER HOUSE

Este modelo de sartén en su tamaño más grande, de 28 centímetros de diámetro, se ha convertido en uno de nuestros mejores comodines en la cocina. Mimándola un poquito -y cuando decimos un poquito es exactamente eso, un poquito-, lavándola entre usos si tienes que cocinar muchas tandas de cosas y guardándola con el accesorio de fieltro que trae la misma sartén para que no se raye, aguantará en perfecto estado más tiempo del que tardan en palmar otras sartenes. Reparte muy bien el calor en la base, se le puede quitar el mango para llevarla al horno -hasta 220 grados- y pesa lo justo para que sientes que tienes una sartén potente en las manos sin sentir que te vas a romper el brazo si tienes que saltear algo o darle la vuelta a una tortilla. Precio: €€

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista