Buenísimo, de temporada y listo en pocos minutos
Buenísimo, de temporada y listo en pocos minutos.

Salteado mediterráneo de hortalizas con pasta y huevo

  • Comentar
  • Imprimir

Con pimiento, berenjena y cebolla puedes hacer la base de un pisto o una escalivada -a falta de tomate-, pero hay preparaciones mucho más rápidas que harán brillar estos ingredientes con solo un golpe de sartén.

El verano es tiempo de pimientos, calabacines, berenjenas y hortalizas, que a pesar de encontrarse durante todo el año cultivadas en invernadero es en verano cuando tienen el mejor sabor (y, normalmente, también el mejor precio). Las técnicas en las que podemos disfrutarlas son casi infinitas: asadas, estofadas, guisadas, crudas en ensalada, en sofrito o -una de las más resultonas y sencillas de todas-, salteadas.

Podemos adaptar esta receta a cualquier hortaliza que tengamos por casa, adaptando la técnica de este vídeo; y no solo hortalizas, las coles, verduras de hoja y vainas como las judías verdes también pueden cocinarse así. Aunque en este caso he usado un aderezo de hierbas mediterráneas clásicas -hojas de tomillo y romero-, éstas se pueden cambiar por otras como cilantro, salvia o albahaca. También podemos añadir especias de todo tipo, y salsas como la Perrins, soja -en ese caso, cuidado con la sal- o algún picante como la sriracha, el Tabasco o la salsa macha mexicana.

Como hidrato usé cuscús perla o ‘ptitim, una sémola redondeada y de tamaño grande parecida a la fregola sarda, con una textura muy agradable al mordisco. Tanto, que me vale la pena comerla de vez en cuando, aunque luego me fustigue un poquito pensando que debería ser integral. Podéis usar lo que tengáis por casa: arroz, cualquier cereal, unos garbanzos cocidos, fideos de trigo o de lo que sea o vuestra pasta corta favorita. El toquecito de vinagre no es obligatorio, pero le da un contraste y una frescura que a mí, personalmente, me gustan mucho. Si no estáis muy convencidos podéis probarlo directamente en el plato, poniendo solo una gota en un bocado, y a partir de aquí decidir.

Dificultad

Si tienes una sartén, puedes hacerlo.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 2 pimientos rojos (o 1 si es muy grande)
  • 2 berenjenas medianas (yo usé de las listadas)
  • 1 cebolla (yo usé roja porque la tenía a mano)
  • 200 g de pasta corta (o 100 de cuscús, o 120 de arroz integral)
  • 4 huevos a temperatura ambiente
  • Ajo al gusto (yo usé 4 dientes)
  • Tomillo al gusto (seco o fresco, yo usé 3 ramitas de fresco)
  • Romero al gusto (seco o fresco, yo usé unas 20 hojas, picadas)
  • Perejil (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra al gusto (yo usé unas 5 cucharadas, y un poco más para la pasta)
  • Vinagre al gusto (opcional)
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Cocinar los huevos directamente en agua hirviendo durante siete minutos y cortar la cocción con abundante agua fría. Reservar y pelar.
  2. Mientras -en otra olla- cocer la pasta un minuto menos de lo que recomienda el fabricante, escurrir, añadir un poco de aceite y remover bien para que no se pegue al enfriarse, o preparar el cuscús (también según instrucciones del fabricante).
  3. Pelar la cebolla y cortarla en juliana no muy fina. Quitar el pedúnculo y las semillas a los pimientos y cortarlos a lo largo en tiras (si es muy grandes, cortarlo primero a lo ancho por la mitad). Quitar la punta a la berenjena y cortarla a lo largo. Pelar los dientes de ajo y laminarlos.
  4. Calentar una sartén grande con un fondito de aceite a fuego medio-alto. Poner la cebolla y remover con un poco de sal, pasados un par de minutos remover de nuevo y un minuto después añadir la berenjena. Saltear cada poco, añadiendo un par de veces un chorrito de agua -se evaporará deprisa, es para ayudar un poco a la cocción de la berenjena- y tapando.
  5. Pasados unos dos minutos, añadir las hierbas aromáticas, el ajo, el pimiento y un poco más de sal y pimienta. Añadir un chorrito de agua y tapar de nuevo, salteando de vez en cuando. Unos tres minutos después, verter -si se quiere- un chorrito de vinagre, dar vueltas unos segundos más y añadir la pasta para que se caliente e integre.
  6. Rectificar de sal y pimienta, rematar con el huevo abierto por la mitad y, si se quiere, un poco de perejil y servir.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista