Te puedes servir en el plato un tercer, cuarto o quinto melocotón, eh
Te puedes servir en el plato un tercer, cuarto o quinto melocotón, eh.

Melocotones al vino

  • Comentar
  • Imprimir

La elaboración de este postre es muy similar a las clásicas y viejunas peras al vino. Consejo para hacerlo en casa: utiliza algún blanco afrutado que te beberías, porque sus aromas impregnarán al melocotón.

Algo pasa con todas las comidas que tienen “al vino” en su nombre que nos hacen pensar en platos un poco anticuados, estilo rococó y de origen francés. Sin embargo, cocinar con vino, utilizándolo como líquido de cocción o como aromatizante, es muy interesante. Frutas, carnes y pescados, entre otros, combinan armoniosamente con esta bebida.

Las peras al vino son de sobra conocidas y Ana Vega ‘Biscayenne’ reivindicó su adopción allá por 2016. Los melocotones también combinan a la perfección con el vino, y a mi parecer, en esta receta, van mejor con blanco que con tinto. No he inventado la pólvora, esta fruta se lleva mezclando con vino blanco espumoso desde mediados del siglo pasado en el cóctel Bellini.

La preparación de este postre es muy similar a la de las peras con vino: la fruta se cuece en el ídem con distintos aromatizantes y posteriormente el líquido se reduce hasta obtener un almíbar. Es recomendable -no obligatorio- utilizar un vino blanco afrutado antes que uno seco o demasiado ácido, y tener en cuenta que no deberíamos cocinar con uno que no nos beberíamos: todos sus aromas quedarán impregnados en los melocotones.

Dificultad

Absolutamente ninguna.

Ingredientes

  • 6 melocotones blancos, rojos o amarillos
  • 120 g de azúcar blanco
  • 750 ml de vino blanco
  • 1 rama de canela
  • 2 o 3 clavos de olor
  • 1 trocito de piel de limón
  • Crème fraîche, helado o nata montada para acompañar

Preparación

  1. En una olla mezclar el vino con el azúcar y añadir la canela, los clavos de olor y la piel de limón. Llevar a ebullición.

  2. Mientras, pelar los melocotones y cortarlos a la mitad. Separar las mitades de los huesos.

  3. Cuando la mezcla de vino hierva y el azúcar esté completamente disuelto, introducir los melocotones. Cocinar durante 15 minutos.

  4. Retirar los melocotones y reducir el almíbar restante hasta que solo quede la mitad.

  5. Servir templados o fríos con un poco del almíbar por encima. Opcionalmente, acompañar con crème fraîche, helado o nata montada.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista