De un día para otro está todavía más sabrosa
De un día para otro está todavía más sabrosa.

Ensalada de lentejas con berenjenas y tomates asados

  • Comentar
  • Imprimir

Una buenísima manera de comer legumbres sin sentir pesadez, con la intensidad que aporta el caramelizado de las hortalizas asadas y una vinagreta alegre para rematar.

Bien es sabido a estas alturas que comer legumbres no es necesariamente sinónimo de tener una digestión pesada. Garbanzos, lentejas, alubias y demás parientes son perfectos para preparar ensaladas frías y templadas, más ligeras que un guiso o un cocido y aptas para cualquier época del año. Esta ensalada de lentejas con tomates y berenjenas asados es un ejemplo más (entre muchas otras combinaciones posibles de ingredientes).

Puedes partir de unas lentejas cocidas, de bote o refrigeradas, o puedes cocerlas en casa: entre todas las legumbres, las lentejas tienen el tiempo de cocción más corto y no requieren remojo previo. Prácticamente cualquier tipo de lenteja sirve para preparar este plato, a excepción de la lenteja roja o pelada que se desmenuza con mucha facilidad. Si no te gustan las lentejas, utiliza garbanzos o alubias, aquí lo que más importa es el sabor caramelizado y ligeramente tostado que le dan los tomates y las berenjenas.

La clave del éxito de esta ensalada está en asar bien los vegetales y hacer una buena vinagreta. Lo primero se puede hacer en el horno, como se indica en el paso a paso, o bien puedes aprovechar la barbacoa del fin de semana para asar los tomates y berenjenas. El punto ahumado le sumará muchos puntos al plato. Para hacer la vinagreta utilizaremos el propio jugo de la cocción de los tomates -esto no es posible si los asaste en la barbacoa, ¡todo no se puede!- y lo mezclaremos con aceite de oliva virgen extra, vinagre, sal, pimienta negra y ajo que asaremos junto con los tomates y berenjenas.

Dificultad

Puedes hacerla con una mano mientras con la otra juegas a Among Us. .

Ingredientes

  • 400 g de lentejas cocidas
  • 2 berenjenas pequeñas o 1 grande
  • 8 tomates pequeños maduros
  • 3 dientes de ajo
  • Una ramita de romero
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de manzana o de vino
  • Sal fina
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal en escamas (opcional)
  • Perejil o albahaca (opcional)

Preparación

  1. Calentar el horno a 180 ºC. Lavar los tomates y cortarlos por la mitad. Colocarlos boca arriba en una bandeja para horno junto con los dientes de ajo sin pelar y la ramita de romero.

  2. Añadir aceite de oliva, sal y pimienta. Mover con las manos o con una cuchara para que todo se impregne bien. Hornear durante una hora o hasta que estén dorados.

  3. Lavar las berenjenas, colocarlas en otra bandeja para horno y pincharlas unas cuantas veces en distintas zonas. Añadir aceite de oliva, sal y pimienta. Hornear durante una hora o hasta que al pincharlas estén tiernas. Puedes hornearlas o no a la par que los tomates.

  4. Una vez estén listas, retirar del horno y dejar enfriar unos minutos. Pelar y cortarlas en tiras con las manos.

  5. Preparar el aliño triturando ligeramente con una batidora de mano el jugo de la cocción de los tomates, los ajos asados previamente pelados, cuatro cucharadas de aceite de oliva, una cucharada de vinagre, sal y pimienta negra al gusto.

  6. En un bol mezclar las lentejas con los tomates, la berenjena en tiras y el aliño. Dejar reposar tapada 15 minutos.

  7. Servir con un poco de perejil o albahaca por encima, un chorrito de aceite de oliva y sal en escamas.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista