Cuchareo del bueno
Cuchareo del bueno.

Crema de puerro y ajo asado

  • Comentar
  • Imprimir

Si cuando encendemos el horno para cocinar cualquier cosa añadimos unas cabezas de ajos, conseguiremos una versión suave y confitada de los mismos. Los podemos usar en platos como esta sabrosa crema.

Esta crema o sopa de puerro y ajo asado, inspirada en una fórmula del supermercado británico Waitrose, es perfecta para contentar a todos los lectores amantes de las cremitas de verduras, que nos consta que sois legión. En el equipo comidista estamos completamente de acuerdo: pocas cosas hay más reconfortantes que una buena crema calentita que, además, si es de verduras, calma el cuerpo y la conciencia.

Las verduras asadas, en general, suman capas adicionales de sabor respecto a su versión solamente cocida; el horno las carameliza y añade aromas, como ocurría en este fondo de verduras de mi compañera Clara Pérez Villalón. No es menos este caso, en que asamos el ajo en el horno para obtener una pulpa caramelizada que poco tiene que ver con el ajo crudo. Por supuesto la idea no es encender el horno solo para esto, sino aprovechar mientras cocinamos otras cosas para preparar estos ajos, que además de terminar en una crema tienen muchísimas otras aplicaciones, como ya os contamos en este artículo.

Además, en esta receta las hortalizas se cuecen en un caldo de verdura que, cuanto más sabor tenga, más profundidad dará a nuestra crema. En cualquier caso, el puerro es una verdura con un sabor intenso que nos dará un resultado muy sabroso a la par que ligero y apetecible a tope.

Dificultad

Solo la de usar un buen caldo y dejar los ajos bien caramelizados en el horno.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 cabeza de ajos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 4 puerros grandes
  • 1 patata mediana
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 3 ramitos de tomillo fresco
  • 2 cdas. de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cdas. de zumo de limón
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  1. Calentar el horno a 190 °C. Cortar la cúspide de la cabeza de ajos, quitando la punta de los dientes, de modo que se vea el interior.

  2. Rociar con aceite de oliva virgen, salar y envolver en film de aluminio. Asar en el horno 45-50 minutos, hasta que los dientes de ajo estén bien blandos y de color oscurito.

  3. Mientras tanto, limpiar y cortar los puerros, eliminando la mayor parte del verde y la capa más externa. Cubrir de aceite de oliva virgen el fondo de una sartén y sofreír los puerros hasta que estén blandos y transparentes.

  4. Añadir la patata pelada y troceada, el tomillo y el caldo de verduras. Cocer durante 25-30 minutos, hasta que la patata esté blanda.

  5. Cuando los ajos se puedan tocar, reservar cuatro dientes, y apretar el resto de la cabeza de ajos para extraer la pulpa de ajo asado. Agregar esta pulpa a la sopa y cocer 5 minutos.

  6. Retirar los ramitos de tomillo y triturar el conjunto en un robot o con batidora potente. Sazonar y rectificar la consistencia con más líquido, si hiciera falta.

  7. Pasar la pulpa asada de los dientes de ajo reservados a un mortero. Agregar las dos cucharadas de aceite de oliva virgen, el zumo de limón y sal al gusto. Majar el conjunto hasta dejarlo lo más fino que se pueda.

  8. Servir la crema caliente en cuatro boles, adornando con el puré de ajo y unas gotas de aceite de oliva virgen.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista