Una crema de verduras de invierno para la cuesta de enero

Los purés de verduras son fáciles, económicos y reconfortantes, y si los rematas con un toque crujiente se pueden transformar en un platazo. Éste lleva calabaza y zanahoria, pero se adapta a lo que tengas en la nevera.

  • Comentar
  • Imprimir

Enero suele ser un mes en el que no se está para demasiadas fiestas. Pero, por suerte, las reducciones presupuestarias no se tienen que traducir necesariamente en platos más tristones. Hay un montón de hortalizas en temporada que suelen venderse a precios razonables y se pueden transformar en platos deliciosos. Como, por ejemplo, las cremas.

Los purés -no pasa nada por llamarlos así, aunque suene menos glamuroso- son fáciles y reconfortantes, y pasan a la categoría de platazo si los rematas con cierta elegancia. Por eso nuestra crema de verduras de invierno, en la que el trío calabaza-zanahoria-boniato armoniza como siempre, llega coronada por un toquecillo de crema fresca y un poco de crujiente en forma avellana, un fruto seco también asequible. La receta está en el vídeo de arriba.

Ingredientes

Para 4-6 personas

  • 3 zanahorias
  • 1 boniato
  • 400 g de calabaza
  • 3 chalotas (en su defecto, media cebolla o cebolleta)
  • 1 trozo pequeño de apio
  • 1 diente de ajo
  • ½ cucharadita de tomillo seco
  • 1 litro de caldo de verduras o agua
  • 100 g de crema fresca (en su defecto, yogur griego)
  • 40 g de mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra

Preparación

  1. Picar las chalotas o la cebolla, el ajo y el apio.
  2. Poner un chorro de aceite a fuego medio en una olla y añadir el ajo.
  3. Cuando se empiece a dorar, añadir la cebolla y el apio y bajar el fuego. Tapar y dejar que se cocine removiendo de vez en cuando, hasta que la cebolla se ablande.
  4. Pelar las zanahorias, la calabaza y el boniato. Cortar todo en trozos medianos de tamaño similar.
  5. Añadirlos a la olla, subir el fuego y dorar removiendo durante dos o tres minutos. Mojar con oloroso, brandy o vino.
  6. Salpimentar y añadir el tomillo.
  7. Cocer durante 20 minutos o hasta que los vegetales estén tiernos.
  8. Mientras, fundir la mantequilla en un cazo a fuego lento. Dejarlo unos 10 minutos o hasta que la mantequilla haya cogido un tono dorado con puntitos marrones. Colar.
  9. Triturar las verduras una vez estén listas y corregir de sal.
  10. Servir la crema con una cucharada de crema fresca o yogur griego, avellanas picadas y un chorrito de mantequilla tostada por encima.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista