12 productos baratos que cuelan como lujosos

Puré de patata con trufa, confit de pato y crema de marisco: por segundo año, acudimos al rescate de tu cena navideña con estos y otros productos que subirán el nivel de tu mesa sin dejarte tiritando.

  • Comentar
  • Imprimir
12 productos baratos que cuelan como lujosos
Viva el lujo y quien lo trujo.

¿Oyen eso? Es su tarjeta pidiendo socorro. Que no estamos ni en Navidad, aún, y ya tenemos el bolsillo tiritando: entre cenas de empresa, compras anticipadas y los kilos de turrón, que nos venimos apretando desde octubre, parece esto la cuesta de enero. Porque, asumámoslo, este año tampoco nos va a tocar la Lotería. ¿Conocen a alguien que le haya tocado? Yo no, pero lo que sí conozco es a una selección de expertos que van a llenar su mesa de lujo. Y por menos de lo que cuestan cada uno de esos décimos que llevan encima.

Por segundo año consecutivo, El Comidista acude al rescate y les trae una selección de productos que podrían colar, perfectamente, por lujosos y que oscilan entre los dos y los ocho euros. Acompañados, en esta ocasión, de una selección de vinos que no sobrepasan los siete, si llegan. En el menú: desde un puré de patata con trufa o un confit de pato, a una crema de marisco, unos pimientos de piquillo o toda una revelación religiosa. No les digo más. Y todo esto regado por un gran reserva. Ni el calvo de la Lotería, oiga.

Puré de patata con trufa de Petra Mora

Ya solo por su origen, este puré de patatas sabe bien. Petra Mora es, sin lugar a dudas, una de las tiendas de productos gourmet de referencia. Pero para degustar esta exquisitez -que me recomienda la coordinadora de esta santa casa, Mònica Escudero- no es necesario alternar con la jet set. Todo un lujo al alcance de cualquier paladar. "Tiene un sabor y una textura capaces de transportarte a las cocinas de [Auguste] Escoffier. Mantequilloso, cremoso; huele a trufa, pero no a gas, muy sutilmente. Y puedes usarlo para acompañar unos muslos de pato en confit o un humilde huevo mollet: te gustará de todas maneras", garantiza Mònica. Precio: 3,20 euros, 250 gramos.

Confit de pato Seleqtia de Eroski

O bien pueden optar por hacer ese mismo confit sin manchar, casi, ningún plato. Nuestro crítico gastronómico, Jordi Luque, les propone el de la marca Seleqtia, de Eroski (la selección de los mejores productos de este supermercado). Y con eso y afinando un poco el acento francés, dice, lo tienen hecho. "Un muslo de pato en la mesa siempre da un aire de distinción. Si además el plato se pronuncia en francés -todos sabemos que es el idioma más elegante del mundo-, la cosa se pone nivel: recepción del embajador. Este ‘confí du canard’ -tú preséntalo, así, en francés- se prepara con la gorra: solo hay que calentarlo y al paladar medio le colará como una preparación que haya hecho tu abuela la de las Landas". Precio: 8,40 euros, 600 gramos.

Salmón ahumado de Carrefour

Algo más barato es el producto que sugiere el jefe de todo esto, Mikel Iturriaga. Ay, el salmón. ¿Qué sería de la Navidad sin este pescado, verdad? Seguramente, vagaríamos por ahí como lonchas de jamón york sin huevo hilado. Una combinación tan navideña como Mecano o Bill Murray. Pero, bueno, a lo que íbamos: el salmón. Bendito manjar. Y de todos los posibles, Mikel se queda con el que preparan en los kioscos de ahumados de esta cadena. ¿Por qué? "Los que tenemos tonterías de finolis siempre miramos con escepticismo los productos de los supermercados. Si quieres que se te quiten de un plumazo -o de un aletazo, en este caso-, no tienes más que probar los pescados ahumados que hacen dentro de los Carrefour de gran tamaño. En mi nada humilde opinión, dan mil vueltas a otros envasados más caros: no nadan en grasa, tienen el punto de ahumado justo para no asesinar el sabor del pescado y no te cuestan la herencia de tus antepasados. El salmón es la apuesta más popular, pero yo no dejaría pasar así como así el atún y el bacalao". Si quieren darse un homenaje, pueden consultar aquí qué Carrefour de su zona tiene ese kiosco de ahumados. Precio: 4,30 euros, 100 gramos.

Gambón argentino de Grand Krust

Otro clásico de estas fechas son los langostinos. Y ojo a lo que desvela Alfonso López, cocinero y autor del blog Recetas de Rechupete: "Suelo comprar en un AhorraMás y tienen de oferta los gambones australes a siete euros la caja. Yo las estoy comprando de dos en dos. Calidad de la leche a un precio de derribo; la marca es Grand Krust y es gambón argentino". Como no se den prisa, Alfonso acaba con todas las reservas. Y no es para menos, porque esos señores langostinos tienen que saber deliciosos a la plancha y con una cama de sal gorda o cocidos. Eso sí, sin salsa rosa, por favor. Precio: 7 euros, 700 gramos.

Mini mermeladas Deluxe de Lidl

La periodista y fundadora de Gastronomistas, Carme Gasull, regresa un año más a esta lista para hablarnos de otro producto que le chifla tanto como la perdiz en escabeche de la que les habló en 2016. Y, otra vez, Carme opta por la gama Deluxe -la marca gourmet- de Lidl. "Mi recomendación son las mini mermeladas para quesos y foie. Cada envase incluye tres sabores diferentes: salsa gelificada de Pedró Ximénez, higos al brandy y manzana Golden con canela de Ceilán para el foie. Y melocotón con licor de frutas de la pasión y comino, tomate y manzana con sabor a vainilla e higo con pimenta de Jamaica para los quesos". Y si les sobra, pueden untar al día siguiente esa mermelada sobre unas tostadas de mantequilla, que para algo el 25 es fiesta. Precio: 1,99 euros, 129 gramos.

Crema de Marisco Aimar

Otra de nuestras expertas de cabecera es la comunicadora gastronómica, humanista y agente de prensa (entre muchas otras cosas), Carmen Alcaraz del Blanco. Es posible que la recuerden porque Carmen les descubrió el año pasado los maravillosos pimientos del piquillo de Seleqtia (Eroski). Así que recurro a ella en busca de nuevos y lujosos sabores a un precio asequible. Y esta vez lo que me descubre es Aimar: "Jacques Cousteau se habría quedado de pasta de boniato de haber sabido de esta empresa familiar navarra que extrae el sabor primigenio de los crustáceos y logra la perfecta comunión con la huerta tudelana". De su catálogo, nuestra especialista les aconseja que prueben la crema de marisco, "aunque hay otras maravillas como la sopa de pescado, el marmitako o, su producto estrella, la alcachofa (bajo la marca La Tudelana)". Busquen en colmados o, si no, pueden contactar con la empresa aquí. Precio: 7,10 euros, 950 gramos.

Pimientos del piquillo de El Corte Inglés

Los pimientos de piquillo de Eroski son estupendos, pero, por lo visto, los de El Corte Inglés no le van a la zaga. Y si no escuchen con qué devoción habla Mikel Iturriaga de ellos: "Si hay un pimiento en el mundo que se pueda considerar lujoso es el del piquillo de Lodosa. El Corte Inglés los vende asados, pelados a mano y con Denominación de Origen a un precio razonable, para que puedas comprobar el por qué de su magia -y el abismo que los separa de sus imitaciones- sin arruinarte. La operación clásica en estas fechas consiste en rellenarlos de carne o bacalao, pero yo no me complico tanto la existencia en Navidad: los pongo en ensalada con ventresca de bonito y cebolla, con la receta de Andoni Aduriz, y el personal hace la ola". Precio: 3,35 euros, 210 gramos. 

Habitas extrafinas en aceite de oliva De Nuestra Tierra de Carrefour

Como pueden ver, se puede comer bien por poco. Y si siguen, además, esta recomendación de Mònica Escudero tendrán un entrante apañado en menos de lo que duran las campanadas de Canal Sur: "Las habitas extrafinas en aceite de oliva De Nuestra Tierra [la marca gourmet de Carrefour] pueden ayudarte a preparar un entrante clásico, pero muy interesante en fiestas: añádeles un poco de butifarra blanca o jamón y menta fresca picada en el último momento, y a la mesa (con un poco de pimienta y sal gruesa). Si quieres que cunda más, haz antes unos corazones de alcachofa al vapor, ábrelos a lo largo y marca en una sartén con un poco del aceite de las habas. Un plato entero de lujo en cuestión de minutos". Precio: 4,50 euros, 330 gramos.

Chipirones rellenos en su tinta Albo

Y ojo a lo que cuenta también Carmen Alcaraz del Blanco: "Resulta que el mismo año que se publicó Veinte mil leguas de viaje submarino, arrancó la empresa conservera cantábrica Albo. ¿Casualidad? No lo creo. La cantidad de disgustos que se hubiera ahorrado el capitán Nemo si hubiera optado por abrir una latita de chipirones rellenos en su tinta. Imprescindible presencia en toda señora despensa, pues en el momento más imprevisto vuelcas este kraken de manufactura artesanal en un anodino arroz o una socorrida pasta y te salva la reputación de gourmand que crees tener en tu escalera. Si se disfruta de ellos sin prisas, son parte del dream team de cualquier vermut". Ideal para ir abriendo boca mientras su cuñado le cuenta que él sí ha encontrado sitio. Precio: 3,05 euros, 72 gramos.

Mousse de cabracho Delicious de Dia

Esos chipirones rellenos los pueden encontrar en varios supermercados, como el Dia. Ahí también podrán hacerse con varios productos de su gama Delicious (su marca gourmet). En 2016, les recomendé las trufas belgas -tiradas de precio y todo un vicio- y ahora toca algo más salado: la mousse de cabracho que venden es para comérsela a paladas. Y sobre una tostada con alcaparras, qué les voy a contar. Se olvidarán de todas las penas y el mundo hasta les parecerá más amable, más humano, menos raro. Precio: 2,03 euros, 115 gramos.


Los dulces artesanos de las monjas del convento de San Pablo

Pero, oye, si son más de dulce, no se pierdan lo que viene. En Cáceres es un secreto a voces que las hermanas clarisas del convento de clausura de San Pablo hacen unos dulces que son para creer en los milagros. Toda una revelación que me descubre Toño Pérez, chef del restaurante Atrio con dos estrellas Michelin: "¿Tú sabes lo que es el lujo? Pues eso mismo, un lujo, es lo que son los dulces artesanos que venden las monjas aquí, en la plaza de San Mateo. Sin conservantes ni aditivos y sin estar envasados. Te puedes comprar unos bizcochitos de lengua de pájaro o unas magdalenas de aceite de oliva que son un manjar de los dioses y por muy poco". Precio: 3 euros, una docena.

¿Vinos lujosos a un precio asequible? Existen

R.C.G.

Y digo yo que todo esto habrá que regarlo con un buen vino, ¿no les parece? Pero, descuiden, que también en este caso hemos pensado en su bolsillo. Por ejemplo, para comenzar con unos entremeses o un marisco, el enólogo José Ignacio Santiago les recomienda el vino blanco Indomito Chardonnay 2017. Lo pueden encontrar en Mercadona por 1,99 euros. Y si son más de tintos tienen también varias opciones: "La marca Borsao es un valor fijo. En concreto, el Barrica 2015, que aporta una complejidad adecuada para poder acompañar carnes salseadas, ya que tiene bastante persistencia". Y todo por la friolera de 2,26 euros en el mismo supermercado, nos chiva Santiago, autor también del imprescindible blog Vinacrucis.

O un Luna Lunera. "Un tempranillo con tres meses en barrica –y un precio de entre cuatro y cinco euros en algunas tiendas online como esta o esta-, que es perfecto para acompañar carnes rojas, arroces o algún pescado graso gracias a su buena acidez". ¿Y recuerdan cuando decíamos que se puede poner un gran reserva en la mesa sin comprometer el presupuesto de las navidades presentes y futuras? Pues anoten: Armónico Gran Reserva 2011 de Mercadona, a 2,15 euros la botella.

Y tanto si son de Andalucía, como si no, el autor de Vinacrucis tiene algo más que sugerirles: "Es una auténtica sorpresa combinar finos con los primeros platos, olorosos con carnes, sobre todo si son de ciervo y venado, o amontillados con carnes de perdiz, pularda o capón". En El Corte Inglés tienen un fino de Montilla-Moriles y un oloroso de Jerez, ambos de la marca Tierra de Oro, por 2,84 y 3,95 euros. ¿Qué? ¿Cómo se quedan?

¿Cuál es tu producto de marca favorito para triunfar en ocasiones especiales? Anda, no seas Grinch y cuéntanoslo en los comentarios para que todos tengamos una noche de paz y amor.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista