Ni refresco ni zumo: mata el calor con aguas frescas de frutas
Dile adiós a la sed.

Ni refresco ni zumo: mata el calor con aguas frescas de frutas

  • Comentar
  • Imprimir

Más conocidas en países como México, las aguas frescas son un excelente remedio cuando aprieta el calor y no quieres tomar lo de siempre: tienen sabor, se pueden tomar sin azúcar y son ultrarrefrescantes.

No salir en las horas principales del día, cubrirse la cabeza y, sobre todo, hidratarse. Son los consejos que cada año se recomiendan desde informativos televisivos, periódicos, radios e incluso la megafonía de los socorristas. Es prácticamente imposible no enterarse de lo que hay que hacer para no sufrir un golpe de calor cuando se elevan las temperaturas; aunque tener un poco de sentido común también sirve para evitar la desgracia.

El líquido recomendado para combatir los peligros del verano es, por supuesto, el agua. Pero aunque sea un perfecto calmante para la sed a veces no es muy divertido, y de vez en cuando hay que darle un poco de sabor a la vida. Los refrescos y los zumos siempre están ahí, pero desde El Comidista hemos decidido abrirte las puertas a un mundo nuevo: el de las aguas frescas de frutas.

Su nombre puede dar lugar a equívocos, porque es fácil pensar que nos estamos refiriendo a las aguas infusionadas en frío, de las que la compañera Mònica Escudero habló detalladamente en este post. Pero las aguas frescas de frutas tienen otros procesos de elaboración y, básicamente, son un producto diferente.

En América Latina son muy populares, especialmente en México, donde es fácil encontrarlas en los mercados y otros puestos callejeros. Para resolver nuestras dudas hemos contactado con Odiel Morales Castillo, mexicano y cocinero, que amablemente se ha sometido a nuestro interrogatorio y hasta nos ha hecho recomendaciones.

Algunas aguas frescas más famosas son las de Jamaica, elaboradas con la flor del mismo nombre; la de Tamarindo, que se hace con la pulpa de dicho fruto y la horchata de arroz. Morales añade el Tepache, su preferida y muy popular en el norte del país. "Se prepara fermentando las cáscaras de piña con piloncillo (un azúcar o dulce típico de México y de otros países. También se puede sustituir por azúcar moreno). Se fermenta por unos tres o cuatro días, con lo cual no llega a producir alcohol. Una vez se tenga listo, se le añade un poco de zumo de lima y chile en polvo".

Además también están las limonadas, el agua de melón, mango, papaya o fruta de la pasión, entre otras muchas. La manera de preparar el agua fresca dependerá del ingrediente que quieras utilizar. Si se trata de una fruta como el melón o la papaya se licúa con agua y se le añade azúcar, miel o algún tipo de edulcorante. Aunque en el caso de las frutas tropicales y de temporada recomendamos tomarlas sin añadir nada: cuanto menos dulzonas seas, más refrescarán.

Melón, mango, lima, agua y hielo. MIKEL LÓPEZ ITURRIAGA

También pueden hacerse combinaciones de más de una fruta, o triturar una entera junto con el zumo de otra, añadiendo hierbas aromáticas para darle sabor (esta de piña, limón y menta es un buen ejemplo) . Si se usan ingredientes con bastante pulpa -como el mango y el melón que dan sabor a esta deliciosa agua fresca-, se puede usar un colador chino, uno normal de malla fina y un cucharón o una estameña o tela fina, limpia y sin suavizante para apretar la pulpa y sacar el máximo jugo. Se mezclan siempre con agua para que el triturado sea más sencillo y porque lo que buscamos no es un batido ni un zumo, sino un refresco mucho más ligero y refrescante (de ahí que también se les añada mucho hielo).

En el caso de utilizar una flor, como en el agua de Jamaica, se trata de hacer una infusión en caliente que después se deja reposar y posteriormente se endulza. Para la horchata de arroz existen dos formas de elaboración: "Una es remojando una noche el grano de arroz y, al siguiente día, triturarlo con agua añadiéndole azúcar y canela. La otra es hirviendo el arroz y después triturando. Al vivir en España recomiendo que la prueben, porque aquí es más habitual la de chufa o almendra", comenta Odiel. También añade que: "Sólo de una cosa estoy seguro, elijan la que elijan, os puedo asegurar que os ayudará a sofocar el intenso calor del verano".

Este es el famoso tamarindo. PXHERE.COM

TEPACHE DE PIÑA

Ingredientes

  • Una piña
  • Medio kilo de azúcar moreno o de piloncillo (también conocido como panela. No es difícil de encontrar en España)
  • Dos litros de agua
  • Una rama de canela
  • Un limón
  • Chile en polvo

Preparación

  1. Ponemos el agua al fuego y la calentamos sin que llegue a hervir.
  2. Disolvemos el piloncillo o el azúcar removiendo.
  3. Pelamos la piña, después de lavarla a conciencia. Reservamos la fruta para comerla o elaborar otras recetas y nos quedamos con las cáscaras, que partimos en cuadraditos.
  4. Lo juntamos todo en una jarra o un recipiente y le añadimos la canela.
  5. Tapamos el recipiente y lo dejamos reposar durante tres o cuatro días a temperatura ambiente. No hay que removerlo.
  6. Al tercer día ya podemos mirar cómo va la fermentación. Si hay espuma, ya está listo, aunque se puede dejar un poco más si queremos más intensidad.
  7. Lo colamos y añadimos el limón exprimido y un poco del chile en polvo (cantidad a elegir dependiendo del gusto).
  8. Hielo y a beber.

AGUA DE JAMAICA

Ingredientes

  • 25 gramos de flor seca de Jamaica o hibisco (se encuentra en herbolarios)
  • 2 litros de agua
  • 100 gramos de azúcar

Preparación

  1. Ponemos el agua a calentar y antes de que hierva le ponemos la flor y el azúcar. Removemos y dejamos en reposo hasta que se enfríe.
  2. Cuando esté fría, colamos la infusión y la echamos en una jarra. Guardamos en la nevera o la servimos en un vaso con hielos.

HORCHATA DE ARROZ

Ingredientes

  • Medio kilo de arroz
  • Un cuarto de kilo de azúcar
  • Dos ramas de canela
  • Un vaso de leche evaporada

Preparación

  1. Lavamos el arroz y lo escurrimos.
  2. Juntamos en un recipiente de vidrio o una olla el arroz, el azúcar y la canela y lo cubrimos todo con agua hirviendo.
  3. Dejamos que la mezcla se enfríe y lo pasamos a la licuadora añadiendo el vaso de leche evaporada.
  4. Trituramos y colamos.
  5. Guardamos el líquido en la nevera para que se enfríe y la servimos con hielos.
  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista