Doce productos de marca blanca para lucirse en navidad

El amor también puede demostrarse con productos de supermercado que salvaguarden el bolsillo. Es tiempo de perdices, mariscos, trufas y caviar, pero no nos engañemos: Carrefour queda más cerca que Rusia

  • Comentar
  • Imprimir
Comer bien no tiene que ser caro
Comer bien no tiene que ser caro.

El off the record equivale a la marca blanca del periodismo; el único modo de obtener ciertas informaciones es mediante la promesa explícita de no citar la fuente (o como diría tu abuela, “se dice el pecado, pero no el pecador”). Off the record algún cocinero admitirá haber salido corriendo de su restaurante para comprar tomate en conserva del supermercado. Los gastrónomos más sibaritas te abrirán las puertas de su despensa, donde escasea el jamón de bellota, pero están a buen recaudo los pimientos de Aliada, el chocolate de Carrefour, los pepinillos de Mercadona y el foie de Lidl. Por una vez, algunos se disponen a confesarlo: desde prestigiosos cocineros y jefes de sala, a los temerarios críticos y blogueros, pasando por la panda de inadaptados que escribimos en este medio.

Todo sea por una buena causa: la Navidad. Esa época de pesebres y guirnaldas que conmueve los corazones, excepto el del primo que se apodera de las gambas, la sobrina que se escaquea de poner la mesa o el cuñado que rebaña los platos, mientras asegura que él prepara mejor todas las recetas. Si te toca cocinar para cualquiera de estos especímenes, asegúrate de estar a la altura sin dejarte un riñón, que para ello el súper tiene productos de marca blanca muy dignos. Como en años anteriores, vamos a elaborar una lista con los mejores, a cargo de un grupo de expertos sin demasiada estima por su reputación. ¿Tus invitados serán capaces de detectar que las pijadas que les has puesto sobre la mesa han sido envasadas en Albacete?

CONSERVEMOS LA CALMA

Bonito del Norte de El Corte Inglés

Si te animas a pisar El Corte Inglés durante el mes de diciembre que sea para comprar el frasco de bonito del Norte que nos recomiendan muchos especialistas, porque el fabricante es Conservas Cusumano, que hace muy buenos productos en conserva, nos aseguran. Se agradece su presencia en ensaladas, canapés y hasta platos calientes que se preparan con los ojos cerrados. Precio: 4,64 euros el frasco de 135 g (peso escurrido).

Cardo al natural 'De Nuestra Tierra' (Carrefour)

Puestos a disfrutar del contenido de tarros de cristal, hablemos de vegetales. Nuestro líder supremo, Mikel López Iturriaga, manifiesta una debilidad —preocupante— por los espárragos blancos y gruesos, que ha recomendado en dos ocasiones. Ya no le quedan más marcas blancas en la chistera, así que esta vez se ha cambiado de acera para alabar las virtudes del cardo al natural que venden en Carrefour. “Es un clásico navideño en Navarra, Aragón o La Rioja, zonas a las que hay que hacer mucho caso cuando hablamos de verduras. El cardo fresco resulta un tanto pesado de limpiar y no suele estar muy disponible en las fruterías, pero hay una manera práctica de disfrutarlo, idónea para los vagonetas como yo: la conserva. No requiere mucho más esfuerzo que el de hacerle una salsa clásica de almendras y rematarlo con un poco de jamón picado para tener un primero de éxito garantizado en Navidad”. Precio: 2,39 euros el tarro de 660 gramos.

Pepperoncini rellenos Deluxe (Lidl)

“Los pepperoncini rellenos de Lidl tienen algo que genera adicción”, asegura Mònica Escudero, quien ahora adorna el pecado: “Será el equilibrio entre el dulce de su carne y el ácido del queso que los rellena, que la proporción pimiento / queso se acerca bastante a la perfección o la manera en la que estallan al morderlos, el caso es que te comes uno, luego otro y como te despistes te has zampado el bote entero”. Nuestra paciente editora in chief aporta a la lista una buenísima idea para cualquier aperitivo navideño, que hará quedar bien con solo abrir un bote, “pero también para darle enjundia a una ensalada o un buen bocata”. Aquí tienes alguna receta para inspirarte. Precio: 3,19 euros el tarro de 150 g (peso neto).

Alcachofas en aceite de oliva Seleqtia (Eroski)

Mikel es incapaz de renunciar a su verdadero amor, que es la alcachofa. Muy habitual en países como Italia, las que vienen en conserva de aceite de oliva son una rara avis en España, donde se suelen elaborar al natural. “Los fans de esta verdura nos alegramos de que Eroski se haya lanzado a venderlas así”, afirma. Es un formato más agradecido para tomarlas de aperitivo o en ensalada, de modo que todos los invitados se peleen por su corazón. “A mí me encantan en banderilla con huevo de codorniz y piparra, o aliñadas con cebolleta y pimiento verde picados y vinagre de Jerez”, dice. Que no os engañe: en realidad se las comería hasta crudas. Precio: 4,39 euros los 330 gramos.

Garbanzos con trufa Deluxe (Lidl)

Se le consiente porque es el jefe. Mikel quiere propagar otra de sus costumbres alimenticias para cuando ejerza de invitado pejiguero. “Tomar garbanzos en las fiestas le sonará exótico a mucha gente, pero los garbanzófilos tenemos una excusa para colar estos de Lidl en la mesa navideña: llevan trufa. Con unas setas y un buen chorrazo de aceite de oliva ya están buenísimos”. Los garbanzos también pueden ejercer de aperitivo en forma de hummus lujosillo, o introducirse en el menú a través de sopas y ensaladas. “El rechazo a la legumbre en las comidas festivas no tiene ningún sentido y, personalmente, creo que es una buenísima idea recuperarlas en cantidades moderadas”, comenta Iturriaga, que es muy de poner la coletilla final a los listados. Precio: 2,99 euros por 520 gramos (peso escurrido).

O DÉMOSLE AL BEBERCIO

Vino fino Real Tesoro (Mercadona)

Que tiemblen los talibanes del vino porque una de las mayores autoridades en la materia está a punto de golpear la mesa. El sumiller David Rabasa, jefe de sala del dos estrellas Michelin Ricard Camarena Restaurant, se atreve a recomendar una etiqueta de supermercado. Concretamente el Fino Real Tesoro, que se puede encontrar en Mercadona en botella de 750 ml, y encima, por menos de tres euros. Quizá la compañía valenciana sea capaz de perdonarnos tras esta revelación. Estamos hablando de un fino oloroso, con denominación de origen de Jerez de la Frontera, que al contrario de lo que opinan muchos, puede ser un buen acompañamiento durante la cena. Precio: 3,60 euros.

Cider Wild Panther (Mercadona)

Hay más; en realidad puedes montarte la fiesta completa gracias a Juan Roig. El coctelero Iván Talens pone en valor el zumo de tomate de Hacendado, que ya recomendara en su día nuestra editora Comidista Mònica Escudero. “De los pocos frescos que se venden, con sabor a tomate de verdad, y muy rico para preparar diferentes versiones del Bloody Mary”, asegura. Sugiere combinarlo con mezcal y sal de gusano para lograr un resultado más atrevido. También es de Mercadona la Cider Wild Panther, que él mismo emplea en los cócteles de Café Madrid. “La compré por accidente en un viaje, iba a una presentación donde llevaba una versión del Negroni Sbagliatto, cambiando el champán por la sidra de manzana. Al probarla me sorprendió su frescura y equilibrio”, asegura este alquimista. Precio: 0,90€ los 330 ml.

UNTABLES PARA REBOZARSE

Boletus caramelizados a la reducción de Pedro Ximénez Deluxe (Lidl)

En este top de productos recomendados por expertos gastronómicos, la marca blanca tiende a las gamas selectas, a las ínfulas gourmet, porque hay que saber dárselo de todo en esta vida. Y esa línea de negocio la explotan muy bien los supermercados alemanes. ¡Viva Deluxe, de Lidl, que nos hace parecer condes de Wurtemberg! Y si no, que le pregunten a Mar y Javier, autores del blog Gastronomía & Cía, que en las comidas y cenas navideñas se pegan el moco ante la familia con una buena mesa de aperitivos y sus untables. “Desde hace un par de años solemos tener como fondo de despensa los boletus caramelizados porque están bien ricos y son muy versátiles”, cuentan. De hecho, proponen diferentes ideas para darle salida, desde “acompañando una tabla de quesos, a un volován con tartar de gamba o, un clásico, en combinación con el foie”. Precio: 2 euros por 110 gramos.

Bloc de foie gras de pato Special (Aldi)

Al preguntar a nuestro colaborador Jordi Luque por sus fetiches de marca blanca, se produce el típico caso de discurso que va hundiéndose en el barro. “Soy una persona distante y elitista, así que no uso muchas marcas blancas. Si puedo comprar un hígado de pato fresco de las Landas, mejor que uno del Empordà y si puedo comprar uno del Empordà, mejor que el que voy a recomendar”, arranca, para pasar a los lamentos: “El caso es que mi cuenta corriente no acompaña a mi esnobismo y este año compraré un hígado de Aldi. Lo probé, precisamente, en un rodaje de El Comidista, y me sorprendió para bien. Lo usaré en pequeñas dosis en una ensalada, y con él voy que me las pelo”, prosigue. “Ya si eso, para año nuevo, me haré el encontradizo con alguna de mis ricas amistades para que me inviten a comer a sus casas un foie en condiciones”. Precio: 9,99 euros/unidad (230 gramos).

DULCES Y TURRONES, FUM FUM FUM

Surtido de mantecados La Muralla (Mercadona)

Hay personas que pagan un entrenador personal para ponerse en forma; otras tienen objetivos extravagantes. Cuenta Jesús Terrés, crítico gastronómico y director de Guía Hedonista, que comparte una “pequeña obsesión” con su profesor de boxeo. “Esto es rigurosamente cierto. A Dani García y a mí mismo nos pierden los mantecados (¡mantecaos!) de limón. Que sí, que ya intuimos que la cosa va hinchadísima de aromatizantes y movidas; y que nada de packagins con ilustraciones calcadas de Norman Rockwell (¡a granel!); y vale que no debe ser lo más saludable del mes. Pero cómo están los mantecaos de limón de La Muralla, ¡me comería mil!”. Ya tenemos a los responsables de que la empresa sevillana, interproveedora de polvorones, alfajores y demás imaginería navideña para Mercadona, esté duplicando su facturación año tras año. Precio: 3,95 euros/kilo.

Turrón de yema tostada Aliada (El Corte Inglés)

María José Martínez es una chef murciana, tiene su restaurante en Valencia (Lienzo, reconocido con un Sol Repsol), y se ha quedado a medio camino para hacer su recomendación. ¿Acaso hay algo más alicantino que el turrón? “Mi favorito es el de yema tostada”, admite la cocinera, que se ha recorrido distintos supermercados en busca de la marca blanca con mejor oferta (¡qué ardua labor!). Tras su periplo turronero extrae una conclusión contundente: “Me quedo con el de Aliada por su relación calidad/precio. Encima es sin gluten, me gusta el detalle de que una marca blanca se sensibilice con este tema”. El respeto por las intolerancias es algo que también pone en valor Pepe Solla, quien revela que en su caso se pierde por el turrón trufado al café de Carrefour. Precio: 1,95 euros.

Chocolate negro con pepitas de pera Selection (Carrefour)

Si en tu casa el turrón no triunfa y tampoco os apetecen los bombones, escucha a la siempre sabia Mónica Escudero: “Os podéis arrojar al chocolate oscuro y potentorro de Carrefour Selection. Está riquísimo y tiene el punto de amargura perfecto. El que tiene trozos de pera deshidratada y almendra caramelizada (poca) es uno de mis favoritos desde que lo descubrí en una visita al supermercado que tienen en Bourg-Madame”. La periodista destaca el equilibrio de sabores y el punto crujiente de la almendra, que hacen de él un bocado final perfecto para los festines. “Y no es nada gocho, con un par de pastillas te quedas la mar de bien”, promete. Precio: 1,59 euros por 100 gramos.

¿Tienes algún producto de marca blanca fetiche para triunfar estas fiestas? Cuéntalo en los comentarios.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista