Las mejores bebidas veraniegas de El Comidista

Hace un calor infernal y, seguramente, nada te refresque lo suficiente. ¿Nada? Anda, prueba estas 10 bebidas -juntas o por separado- y luego nos cuentas a ver qué tal.

  • Comentar
  • Imprimir
Las mejores bebidas veraniegas de El Comidista
Igualita a la que tomaban Piraña, Pancho y Bea.

¡Alto a la Nutripolicía! Suelta ese refresco azucarado y pon las manos donde podamos verlas... que no, que somos nosotros. El Comidista. ¿Te habías asustado, eh? Pues suelta ese refresco, igualmente, que anda que no hay bebidas mejores y más refrescantes. Como estas 10 que te proponemos para pasar la canícula, alma de cántaro.

MICHELADA VERANIEGA

Es imposible no sentirte redivivo después de tomarte una michelada en un día de calor, suponemos que por el efecto subidón del líquido, el chile y la sal.

LIMONADA DE SANDÍA

Juntamos tres frutas que se llevan muy bien -limón, lima y sandía-, y las 'mojitificamos' con el añadido de la menta machacada.

TÉ HELADO CON HINOJO Y MENTA

Lo que en la lata es una especie de jarabe dulzón que tira para atrás, en la versión artesanal es un sutil gustazo que refresca como pocas bebidas.

LIMONADA CASERA

Esta limonada se diferencia de las habituales en que no se prepara con el zumo del limón, sino con la fruta entera. Menos dulzona y más refrescante.

HORCHATA CASERA

Imbuidos por el espíritu de Tito y Piraña rendimos homenaje a una de las bebidas más míticas del veraneo: la horchata de chufas.

BATIDO DE MELÓN, AGUACATE Y ALBAHACA

El abundante jugo del melón, la untuosidad del aguacate y el toque aromático de la albahaca encajan a la perfección.

REFRESCO CASERO DE LIMÓN, SANDÍA Y MIEL

¿Por qué inflarte a Coca-Cola, Fanta, Pepsi y otras bebidas azucaradas industriales, cuando es tan fácil hacer tus propios refrescos en casa con fruta de verdad?

LECHE MERENGADA CASERA

La tradicional –y un poco olvidada– leche merengada debería triunfar por su sabor a arroz con leche y su textura de espuma helada.

SANGRÍA DE MARC ÁLVAREZ

Relegada a bebercio para guiris, la sangría no tiene la mejor reputación. El coctelero Marc Álvarez nos enseña a convertirla en un líquido fresco y delicioso.

AGUA DE PIÑA Y MENTA

Esta receta está inspirada en las aguas frescas mexicanas: más ligeras y menos empapuzantes que un zumo y más apropiadas para beber en grandes cantidades o para acompañar comidas.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista