Arroz clásico de menú
Arroz clásico de menú.

35 restaurantes de menú que te alegran el día

  • Comentar
  • Imprimir

Cuando la comida es casera de verdad, un menú del día es un placer para currantes y universitarios hambrientos. En este 'post' recopilamos 35 locales donde disfrutar de entrantes, segundos y postres.

Lo repetimos tanto que se nos rompió, como el amor de la Jurado: “comida casera”, “flan casero”, “receta casera”, pero la mitad de veces es mentira (como el amor). Y todo el que haya probado una croqueta con el centro congelado o un plato de patatas fritas de grosor sospechosamente simétrico sabe que “comida casera” es un reclamo al que nos lanzamos de cabeza, en plancha y sin manguitos, porque es sinónimo de calidad, de mano experta y de confort.

Uno de los puntales de la comida casera es sin duda el único, el irrepetible, el revienta-reuniones menú del día, que alegra al oficinista y alimenta al universitario, ya sea en forma de cocido, fideos de arroz salteados o arroz a la cubana. Entrante, segundo y postre —muchas veces con pan y vino— a precio razonable suena casi mejor que una versión de Miley Cyrus, y si todos estos platos están recién cocinados pues mejor que mejor. No hacen falta estrellas Michelin ni inventos de la gaseosa, un buen menú del día tiene que ser rico, asequible y casero, y nos hemos propuesto encontrar los que recomendaríamos a nuestra propia abuela.

Con muchas provincias o ciudades con restricciones relacionadas con la crisis sanitaria de la covid19, y las cenas en restaurantes y bares canceladas por el toque de queda —aunque a veces con la opción de pedir para llevar o a domicilio—, el futuro inmediato de los hosteleros pinta bastante oscuro. La implantación del teletrabajo tampoco ha ayudado a los restauradores de las zonas de oficinas, para los que el menú del día era primordial. Acercarte a tu restaurante de menú favorito a comer arroz, lentejas o macarrones y albóndigas o libritos de segundo puede ser una buena manera de ayudar a ese negocio a permanecer abierto. Si en tu provincia están cerrados, pregunta si los preparan para llevar: si ya nos hemos llevado a casa la escuela, la oficina, el cine, ¿por qué no también el restaurante?

MADRID

Hermanos Miguez

En esta casa de comidas, la sensación es la de llegar a comer a casa de tus tíos. Y es que es un negocio familiar, fundado por Arturo y Josefa, que ahora regenta Arturo hijo. Rabo de toro, arroces, carrillada, potaje de garbanzos, cocido, flan o torrijas son algunos de los platos que se sirven en este local del barrio de Puerta del Ángel (La Latina) en un menú por 10 euros y que tiene entre sus fieles al gastrónomo Abraham Rivera. No es un sitio céntrico ni está en un barrio de moda, pero nos congratula que esté cerca de casa de sus padres porque queremos que no les falten comensales y puedan celebrar, dentro de tres años, el medio siglo de apertura. Y por muchos años más.

En Hermanos Migues ponen esta deliciosa merluza a la romana, por ejemplo. ABRAHAM RIVERA

Hermanos Miguez. C/ Herminio Puertas, 10, Madrid. Tel.: 609 010 019. Mapa.

Ponzano

Aquí no hay trampa ni cartón. En Ponzano sirven un menú del día de cocina tradicional, sin prisas y con esmero. El restaurante, que está en el piso inferior, es mucho más tranquilo que la barra, que dicho sea de paso sirve unos de los mejores torreznos que estos gaznates hayan probado y que da a una de las calles con más vida nocturna —y diurna también, para qué engañarnos— de la capital. Lentejas estofadas, chicharro a la parrilla, espárragos trigueros a la plancha o albóndigas con setas son platos que encontraréis en su menú del día por 16,5 euros. Lo de concentrarse en las reuniones de la tarde ya será otra historia.

Ponzano. C/ Ponzano, 12, Madrid. Tel.: 914 48 68 80. Mapa.

Casa Mundi

Roberto González, El Pingue, panadero en Panic, nos recomienda Casa Mundi, una de las grandes casas de comidas de Madrid, con casi 40 años a sus espaldas y un menú del día que no defrauda. Además de sus gloriosos huevos rotos —con los que aseguran que es materialmente imposible no mojar pan— entre sus especialidades destacan los calamares en su tinta, el cordero asado, los salmonetes fritos, y por supuesto, los callos. Es muy recomendable su rabo de toro, además del arroz con leche o el flan para rematar. El menú sale por 12 euros y está en el barrio de Arapiles, a cuatro pasos de la glorieta de Quevedo.

Casa Mundi. C/ de Donoso Cortés, 14, Madrid. Tel.: 914 46 60 06. Mapa.

La Cocina de Frente

Lo de La Cocina de Frente —hermano de La Tasquita de Enfrente— es pasarse el juego. Ya lo dicen ellos: “Comer sin apetito, hace daño y es delito”, y por eso añaden un entrante al menú de mediodía. Puede ser un ajo tomate murciano o una crema escabechada de garbanzos con sardina, por ejemplo. Luego le siguen los segundos: conejo con aceitunas y alcaparras, calamar encebollado con patatas o judías con berros y tocino. Para coronar el menú, que recomienda el crítico gastronómico y compañero de EL PAÍS José Carlos Capel y que están sirviendo por 18 euros, postres para todos los gustos: flan, fruta, pan con chocolate y la joya de la corona: queso Stilton con Oporto. De golosos y tragones, están llenos los panteones (y El Comidista).

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de La Cocina de Frente (@lacocinadefrente) el

La Cocina de Frente. C/ de Ibiza, 40, Madrid. Tel.: 910 60 72 20. Mapa.

Asturianos

Su nombre no deja lugar a dudas, lo fundaron efectivamente una familia de asturianos y ha dado de comer a todo el barrio de Chamberí. Para muchos es “la taberna”, sin discusión, y más aún, la “taberna de toda la vida”. Entre sus platos más famosos están las sardinas marinadas a la sidra, las habitas con morcilla, unas croquetas de cabrales no aptas para estómagos finos y sin duda las fabes. Es un sitio en el que comerás bien y puedes beber mejor (Belarmino y Alberto Fernández están en sala y bodega, y su madre, Julia, a los fogones). Pero comas lo que comas, haznos caso y deja un hueco para su flan de queso fresco, que merece un monumento.

Bar restaurante Asturianos. C/ de Vallehermoso, 94, Madrid. Tel.: 915 33 59 47. Mapa.

VIZCAYA

Eguiluz

En pleno casco viejo, embutido en la zona de las siete calles se encuentra este pequeño restaurante que es toda una oda a la cocina de las amamas (abuelas). 55 años llevan al pie del fogón y no parece que ahora vayan a rendirse. Mari, Pedro y su hijo Óscar sirven un menú del día por 14 euros que te ofrece dos platos, postre pan y vino, donde quedarás más que satisfecho y puedes relamer la vajilla de unas anchoas en salsa verde o unas potentes albóndigas con patatas. Además, su carta es de lo más recomendable de Bilbao: chipirones fritos, caracoles, merluza a la ondarresa y sobre todo su afamada chuleta.

Restaurante Eguiluz. C/ del Perro, 4. Bilbao.Tel.: 944 15 02 42. Mapa.

Markina

El Markina es un restaurante de los de Bilbao de toda la vida, cerca del Museo Guggenheim. Conocido por su buen ambiente, suele estar hasta la bandera a la hora del aperitivo (Nota mental: sus gildas de anchoa, siempre sus gildas de anchoa). Puede sonar a tópico, pero en Markina cuidan la calidad del producto, es decir, que es de primera. Brazuelo de ternera en salsa, sopa de pescado o filete de buey son algunos de sus platos, en un menú por 15,65€ que incluye —ojo al dato— media botella de vino por persona, además de dos platos y postre. ¡Que viva el norte!

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Markina Restaurante (@markinajatetxea) el

Markina. Calle de Henao 31, Bilbao. Tel.: 944 232 540. Mapa.

GUIPÚZCOA

Morgan

Con tres opciones de menú para los días laborables —completo (24 euros), solo con entrante (15 euros) y solo con segundo plato (17,5 euros)— este bastión de la calidad de la parte vieja de San Sebastián no falla. Carácter en la cocina, cercanía al comensal y bonita decoración, que ellos describen como “una mezcla de un bistró parisino y un comedor universitario”, en este caso asemejándose más a la de un bistró que a la de un comedor universitario (por lo menos del mío, ya que me alimenté durante cuatro años casi exclusivamente de cosas que salían de máquinas expendedoras). Preparan bacalao gratinado con alioli y compota de tomate y zanahoria, huevo cocido a baja temperatura con crema de guisantes, champiñones salteados, jamón frito y chips de patata y unas costillas de cerdo asadas con chimichurri y crema de patata para quitar el sentido. Fuera del menú hay que probar sí o sí su tortilla de patata.

Morgan. Calle Narrica, 7, San Sebastián. Tel.: 943 424 661. Mapa.

Garraxi Taberna

Una opción vegetariana y de muy buena calidad es el Garraxi Taberna, en el barrio de Egia, que algunos han llamado el Greenwich Village donostiarra. Muchas de sus opciones son veganas y su menú completo (12 euros) consta nada más y nada menos que de cuatro platos. Entrante en forma de caldo o batido, primero, segundo y postre. Cada uno se sirve su pan y se lo corta, y se puede escoger el vino. Entre los platos del menú podemos encontrar arroz cremoso de remolacha y queso de cabra, sarraceno al wok con tempe y shiitake y postres como la crema de yogur con caramelo y sésamo. Si cuatro platos son demasiado al mediodía siempre puedes escoger la versión con uno menos por 9,5 euros.

Garraxi Taberna. Calle De la tejería, 9. San Sebastián. Tel.: 943 27 52 69. Mapa.

BALEARES

Mon Restaurant i Fonda

Hay que ser avispado y dejarse caer por el Mon cada 10 días, porque es cuando cambian su menú. Con dos opciones de primero, dos de segundo y dos de postre de las que por lo menos uno son quesos artesanos menorquines, todo lo que sirven es producto de temporada, así que en otoño te puedes zampar unas buenas setas, platos de caza, calabaza o más quesos artesanos (tienen 12 y puedes elegir hasta cuatro). De acuerdo, no es el menú más asequible que proponemos, pero los 28 euros se pagan más que a gusto. Haced caso al compañero comidista Òscar Broc y visitad a Felip, que seguro que volveréis.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Mon Restaurant (@restaurant_mon) el

Restaurant Mon. Passeig de Sant Nicolau, 4, Ciutadella de Menorca. Tel.: 971 38 17 18. Mapa.

La Molienda

La opción vegetariana nos la sirve la nutricionista y comidista Raquel Bernácer con La Molienda, un local moderno y estupendo con productos de cercanía, ecológicos y locales. Su cocina está enfocada sobre todo a los desayunos y disponen de una lista larguísima tanto de cafés como tés, con leche fresca traída de Menorca y una intención clara de fomentar la cultura del café. Es un sitio muy interesante para desayunos tardíos o comidas avanzadas, con un menú del día que incluye platos como zanahoria confitada con salsa de tahini, pancake de trigo sarraceno y cúrcuma con champiñones estofados y mousse de chocolate y plátano a la plancha.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de La Molienda (@lamoliendapalma) el

La Molienda. c/ de l’Arxiduc Lluís Salvador, 9, Palma. Telf.: 634 524 821. Mapa

Bodega la Rambla

Lluís Cona, mallorquín de pro y productor de contenidos digitales nos recomienda la Bodega la Rambla, que desde que un gallego mallorquinizado la compró en 1969 sirve el mejor variat de la isla. A simple vista, el variat puede parecer un batiburrillo de tapas amontonadas en una cazuelita, pero tiene un sentido. Empezó a servirse en los años cincuenta y sesenta, con la llegada del turismo, mezclando distintas elaboraciones en un mismo recipiente, para picar de todo al mismo tiempo. El variado pequeño (3,55 euros) y el grande (8 euros) tienen una relación calidad-precio-cantidad inmejorable, y consisten en buñuelos de pulpo, ensaladilla, merluza, calamar a la romana, champiñones y verdura rebozada: para no perder la esencia, se baja todo con Estrella Galicia.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Bodega La Rambla (@bodegalarambla) el

Bodega La Rambla. Via Roma, 6, Palma. Telf: 971 72 11 90. Mapa.

Aromata

Palabras mayores en Aromata, donde Andreu Genestra —una estrella Michelin—, sirve un menú del día por 18,5 euros con excelentes platos. Es una buena manera de acercar la alta gastronomía a todo el mundo, viajando por los sabores de toda la isla. Podréis probar primeros como escabeche de setas y chirivía o pastel de bacalao con piña al horno, y segundos como guiso de pochas al romesco o merluza en salsa verde con verduras al horno. Pueden pedirse algunos platos con suplemento (como la fideuá de gambas con alioli de azafrán). Si nos lo recomienda Raquel Bernácer nosotros vamos de cabeza.

Aromata. c/ de la Concepció 12, Palma de Mallorca.Tel.: 971 495 833. Mapa .

BARCELONA

Ateneu Hortenc

Rosa Molinero, compañera aventurera comidista nos recomienda una joya del barrio de Horta que jura y perjura que aún no ha revelado a nadie: el Ateneu Hortenc. Se trata de un centro cultural con más de 150 años de historia y que las ha visto de todos los colores. La entrada es la de un bar de barrio —uno que no quiere pertenecer a Barcelona ni a su capitalidad turística—, con sus azulejos antiguos y sus parroquianos atornillados a los taburetes, el billar viejo y un menú de mucha calidad por tan solo 6,5 euros. ¿Ensalada y arroz montañés? sí ¿Gazpacho y churrasco? Pues también. Pan, porrón de vino, y andando. Los sábados sirven torreznos, y por encargo, gracias a su cocinera leonesa, te preparan un cocido maragato de campeonato.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Ateneu hortenc (@ateneu.hortenc) el

Ateneu Hortenc. C/ de Pere Pau, 8, Barcelona. Tel.: 933 57 30 40. Mapa.

La Grangeta del Raval

A La Grangeta del Raval hay que ir con más hambre que a la guerra: patatas riojanas, lentejas, crema de calabacín y puerro, libritos rebosantes de queso, bizcocho casero… Isabel Hidalgo escribe su menú del día en una pequeña libreta (se puede consultar en su perfil de Instagram a diario) y ya luego todo es esperar a que sea la hora de comer. Es un local pequeño, ruidoso y familiar, con ilustraciones de Juanjo Sáez colgadas en las paredes y que merece una Cruz de Sant Jordi por su potaje de garbanzos. Un templo en el raval norte donde comer por 12,5 euros.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de LA GRANGETA DEL RAVAL (@la.grangeta.del.raval) el

La Grangeta del Raval. C/ del Pintor Fortuny, 26, Barcelona.Tel.: 938 32 27 22. Mapa.

Bar Torrente

Lo decimos con todas las letras desde que nos lo chivó Rosa Molinero: cómo mola el Torrente. Buenos platos de toda la vida como albóndigas, escalivada o carrilleras junto a otros que vienen de más lejos —pollo teriyaki, mutabal con jamón ibérico, dorada al horno con salsa criolla— en un extremo del barrio de Sant Andreu y en un local pequeño pero matón. Su fórmula “plato de mediodía” puede recogerse en el local por 11,90 euros y consiste, por ejemplo, en bonito con samfaina, patatas a la provenzal, ensalada y crema de verduras del día y una bebida. El Torrente sirve comidas desde 1969, pero con la reciente renovación y actualización de la carta han ganado en creatividad y sabor. ¡Ay, sus bravas!

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Bar Torrente (@bar.torrente) el

Bar Torrente. C/ de Parellada, 28, Barcelona. Tel.: 651 73 71 33. Mapa.

TARRAGONA

L’Antic Molí

Tres generaciones a los fogones de esta masía avalan el trabajo de Vicente Guimerà, chef y artífice de esta cocina que nos recomienda el diseñador gráfico y director de arte Tori Alimbau, donde se practica al máximo la proximidad apostando por productores locales. El espacio gastronómico se dedica a la cocina creativa, y en el piso de arriba encontramos el espacio bistrot, donde sirven menús diarios muy sólidos. El menú bistrot en casa se reparte de lunes a viernes, por 20 euros, y consta de tres entrantes a elegir, un plato principal y postre. Merluza de palangre con sepia como principal, por ejemplo, y patata crujiente, huevo escalfado y rebozuelos de entrante. Para rematar, un postre de coco, wasabi y arándanos.

L’Antic Molí. Ctra/ Ulldecona - La Sénia, KM 10, Ulldecona.Tel.: 977 57 08 93. Mapa.

ORENSE

Hostal La Viuda

En el Hostal La Viuda llevan 70 años acercando la cocina de montaña orensana a todo el que se sienta en su comedor. Y de esos 70, los últimos 50 han escabechado perdices de la misma manera, y han convertido ese plato en la joya de la corona de su oferta, repleta de buen producto. Es un sitio que nos ha chivado Jorge Guitián, bon viveur y comidista en general, donde pedir sin miedo pulpo, zamburiñas o solomillo de ternera, porque estarán suaves como la mantequilla, pero también lomo de jabalí o una selección de quesos gallegos. Mención aparte merecen el cabrito asado y la costilla de vaca a baja temperatura.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Hostal La Viuda (@hostallaviuda) el

Hostal La Viuda. C/Rosalía de Castro, 17, A Pobra de Trives, Orense. Tel.: 988 330 101. Mapa.

Vinoteca Sybaris 2.0

¿Es un restaurante? ¿Es una vinoteca? ¿Es un pájaro? ¿A dónde nos has traído, Jorge? Lo que está claro es que La vinoteca Sybaris es un sitio con un encanto especial. Trabajan con muy buen producto y presentan platos divertidos y bien resueltos. Además, tienen más de 400 referencias de vino, que se dice pronto. Su menú del día son 12,5 euros y tiene platos como el paté de merluza y mejillón y la crema de verduras con crujiente de jamón, nueces y pasas, que podrían parecer más típicos, pero también puede sorprender con un pollo tandoori masala acompañado de arroz basmati o un bao de pulled pork con pico de gallo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Sybaris2.0 (@sybaris2.0) el

Vinoteca Sybaris 2.0 C/ Cardenal Quiroga, 22, Orense.Tel.: 988 10 71 62. Mapa.

LA CORUÑA

Pensión Oroña

En la Pensión Oroña se come mucho y se come bien. Guisotes caseros, caldo gallego... vamos, como comer en casa de la avoa. Bien lo sabe Jorge Guitián, que nos recomienda esta cocina sin florituras, sencilla y bien preparada. Tanto, que mucha gente del barrio acostumbra a encargarlo para llevar: entre sus éxitos destacan el pollo guisado y el caldo de repollo. Se trata de una pensión pequeña, de no más de 6 habitaciones, que acoge a peregrinos pero que abre todo el año y que en mesas con mantel de hule sirve unas de las mejores tapas de callos a las que nos hayamos enfrentado.

Pensión Oroña. c/ das Fontiñas, 31, B - bajo dcha. Santiago de Compostela. 981 57 25 33. Mapa.

Culuca Cociña-bar

De martes a viernes y por 13,5 euros uno se puede poner las botas en Culuca o llevarse la comida a casa. Pablo Pizarro, cocinero galaico argentino, nos recomienda este local donde se trabaja con producto de temporada, y tanto te ponen unos callos magníficos como unos tomates confitados con crema de aguacate o una ración de salmonetes. Cuidado porque lo que un gallego denomina “ración” no tiene las dimensiones que uno podría esperar. Aquí hay cantidad y hay calidad, y una bonita historia de homenaje a la abuela del dueño detrás del nombre del local. Tras casi una década de dar vueltas aprendiendo en cocinas de otros, Chisco volvió en 2010 a Coruña, su ciudad natal, y decidió abrir su propio restaurante en el bajos del edificio en el que vivía su abuela Culuca. De ahí el Culuca cociña-bar.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Culuca Cocina Bar (@culucacocinabar) el

Culuca Cociña-bar. Av/ de Arteixo, 10, La Coruña. Tel.: 981 97 88 98. Mapa.

Mesón O Pendello

De corte más tradicional pero de similar abundancia gallega está O Pendello, que sirve buen pulpo, buena tortilla, buenas croquetas, buena zorza ibérica y en definitiva, buen de todo. Sencillamente, cocina gallega de toda la vida, en un local enorme —dos comedores juntos— que pueden alimentar mucho y bien al que se aleje del centro de la ciudad y se aventure hacia el sur, cerca del polideportivo municipal de Elviña. Comiendo en O Pendello, como nos recomendó Pablo Pizarro, uno se da cuenta de las veces que le han colado croquetas o patatas fritas congeladas, y puede entender cómo tiene que saber el pulpo —o, sorpresa, no tiene que parecerse en nada a morder un neumático—. Se puede comer rico por menos de 12 euros y salir rodando, y O Pendello es la mejor prueba de ello.

Mesón O Pendello. Lugar A Cabana, 26, La Coruña,. Tel.: 981 29 49 67. Mapa.

PONTEVEDRA

The Othilio Bar

The Othilio es un restaurante acogedor y costumbrista que gobiernan dos hermanos gemelos, uno en la dirección y el otro a los fogones. Cocina actual y desenfadada que consigue exaltar el producto gallego y dejarte más que satisfecho en un menú muy apañado por tan solo 13,50 euros: Medallón de atún con escabeche y cuscús, tentáculo de pulpo asado y alioli rojo o huevos camperos con chistorra confitada, patata y trufa. En pleno centro, a un paso del puerto y por ese precio, lo extraño es no tenernos acampados allí día sí, día también.

The Othilio Bar. C/ de Luis Taboada, 9, Vigo. Tel.: 986 19 00 17. Mapa.

Casa Obdulia

No es la primera vez hablamos de Casa Obdulia, en la carretera de Chapela a Teis, en Vigo. Pero esta vez no queremos fijarnos en menús degustación ni en estrellas Michelin. Nos interesa su calidad de restaurante de barrio, el que sirve menús de mediodía con xoubas (sardinillas), fabada en un buen caldo, tortilla, costilla adobada y pescado de la ría. El que cobra 12 euros por menú completo y los jueves sirve fideuá de frutos de mar con berberechos, calamar y almejas. Un restaurante en el que ya servían 80 menús de mediodía a diario en la época dorada de la construcción, y que sigue al pie del cañón. Elaboraciones que respetan al máximo el producto y un restaurante con cocina de alto nivel que vive dentro de una casa de comidas de toda la vida.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Casa Obdulia (@restaurante_casa_obdulia) el

Casa Obdulia. Av/de Galicia, 140, Vigo. Tel.: 986 452 630. Mapa.

VALENCIA

Honoo

Alto ahí, Almudena Ortuño, ¿Que uno de los mejores menús del día en Valencia es de comida japonesa? Pues sí, pero mejor dicho, de brasería japonesa. En Honoo tienen un menú del día muy solvente, cocineros jóvenes y ganas de sorprender. ¿En qué otro menú del día encuentras usuzukuris —un tipo de sashimi— de dorada y albóndigas de Wagyu por 20 euros? —se pregunta nuestra compañera comidister Almudena Ortuño—, pues solo en Honoo. Puedes probar también consomé de cigalas con huevo a 65 grados y panceta teriyaki o bonito curado en su jugo y aire de yuzu y lima. O zamparte unos ricos makis de steak tartar y coronarlo con torrijas de haba tonka con turrón y samsho.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Restaurante Honoo (@honoovlc) el

Honoo. C/ Ernest Ferrer, 14, Valencia. Tel.: 961 11 53 93. Mapa.

Baalbec

En Baalbec preparan comida que podríamos llamar ‘del otro lado de la orilla’, lo que se traduce en que, como dice Almudena Ortuño, es un libanés que no es exactamente libanés. Producto mediterráneo, con especial hincapié en la verdura y las legumbres, tratado de forma muy interesante. Por 18 euros tienes un menú de mediodía con platos como berenjenas asadas con taramasalata —puré cremoso hecho con una emulsión de pasta de huevas de pescado en salmuera— al pesto y granada, koftas de pollo con pasas y yogur de cúrcuma, garbanzos con espinacas, calabaza y huevo poché y un postre de chocolate con avellanas y algarroba. Su carta está repleta de pita y tabulé, pero merece una mención especial el labneh de dukkah y mantequilla picante. La dukkah es una mezcla de frutos secos, semillas, especias y hierbas típica de la gastronomía egipcia, muy aromático y de textura crujiente. Cuidado porque engancha.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Baalbec (@restaurantebaalbec) el

Baalbec. c/ Marqués del Turia, 63, Valencia.Tel.: 961 913 675. Mapa.

Secreter Sala de Estar

La gente del Secreter hace auténticas maravillas por 11 euros. Sepia de playa, coca de sardina ahumada, langostinos flambeados o croquetas vegetales con tzatziki están entre sus platos, en los que limitan el uso de lácteos, en especial en la preparación de cremas, sopas y purés. Sus arroces se hacen al momento, cosa que parecería de cajón pero sabemos que no se cumple siempre. Si le añadimos que es en uno de los rincones más bonitos de Valencia, que nos lo recomendó Almudena Ortuño y que está en el casco viejo y a tres pasos del Turia, la cosa solo puede hacer que mejorar. En un pequeño patio rodeado de vegetación y muros de piedra uno hace mejor la digestión, está comprobado. Importante, las bebidas no están incluidas en el menú.

Secreter Sala de Estar. C/ Los Maestres, 5 , Valencia. Tel.: 963 922 026. Mapa.

CÓRDOBA

Taberna La Cuarta

El estómago omnívoro entrenado sabe de algunas señales que delatan un buen restaurante. Una nevera a la vista con tarta al güisqui y limón helado, por ejemplo, sería una buenísima señal. La nevera que tienen a la vista en Taberna la Cuarta, con carnes maduradas, sin duda es una muy buena noticia: apuestan por productos locales, desde el queso de Zuheros a las carnes del Valle de los Pedroches, y sirven un menú muy trabajado —de dos platos— por 12 euros. Preparan comida típica cordobesa —póngame flamenquines hasta el juicio final, se lo ruego— pero también se pueden encontrar platos adaptados como mazamorra de mango con sardina ahumada y huevas o lomo de bacalao en tempura con alioli de ajo negro. Sus croquetas de pringá han hecho llorar a más de uno y todos sus postres son caseros, entre los que recomendamos en especial la leche frita.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Taberna La Cuarta (@tabernalacuarta) el

Taberna La Cuarta. C/ Capitulares, 10, Córdoba. Tel.: 957 94 12 53. Mapa.

El Astronauta

En el menú del día de El Astronauta, en el centro de Córdoba, uno encuentra muchas y variadas opciones —también vegetarianas y veganas— dentro de esa gran etiqueta llamada “comida mediterránea”. Con ambiente setentero y una localización de lujo, se puede optar por un medio menú (7 euros), o un menú entero (10 euros) que incluye primero, segundo, bebida pan y postre. Si no queremos arriesgar, el salmorejo, las tostas de humus o la merluza en salsa verde nos sacarán de un apuro, pero también podemos probar las habas con romero, el cerdo a la mostaza, el marmitako y platos más arriesgados como la ternera al cacao. De postre siempre tienen fruta, flan de chocolate y yogures caseros. Si te gusta la música folk, este es tu sitio.

El Astronauta. C/ Diario de Córdoba, 18, Córdoba. Tel.: 957 49 11 23. Mapa.

ASTURIAS

El Llar de la Catedral

Pimientos rellenos de rabo de toro. ¿Dónde hay que firmar? Pues en El Llar de la Catedral, en Oviedo, donde sirven un menú del día por 15 euros con primeros como pastel de langostinos y segundos como esos mismos pimientos o bonito a la sidra, además de pan, postre y agua o vino. Nos lo recomienda el compañero David Remartínez, —o Remartini— y su terraza con vistas a la Catedral le suma más puntos que Portugal a España en Eurovisión. Aunque en Oviedo los inviernos son largos, fríos, mojados y ventosos, un arroz del Llar con carne gobernada —el mejor nombre para un ragout que hayamos conocido— te puede arreglar más de un roto y un descosido.

El Llar de la Catedral. Plaza Alfonso II el Casto, 8, Oviedo. Tel.: 984 104 270. Mapa.

Abrelatas

Por la mantequilla artesana de Sariegu, por la amplia carta de vinos, por su originalidad en platos como los bombones de calimocho y porque nos lo recomendó David Remartínez, comeríamos una y otra vez en el Abrelatas de Borja Alcázar y Mari Cruz —su madre— en Pola de Siero. Sirven un menú por 11 euros cocinado con esmero y delicadeza, que se aleja de la imagen de menú grasiento y rápido y va desde los potajes más tradicionales asturianos a delicadas ensaladas de fruta. Es un sitio donde probar la moscancia, que es como morcilla pero de vaca, pero también donde disfrutar de unas albóndigas en salsa de tomate y puré de patata o un bacalao guisado con pisto.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de abrelaTas - Cocina de cai (@abrelattas) el

Abrelatas. C/de la Ería del Hospital, 5, Pola de Siero.Tel.: 984 182 245. Mapa.

El Pintu

David Remartínez odia el aguacate pero nos recomienda esta casa de comidas en Pola de Laviana, con un menú del día por 10 euros de los que te alimentan para toda la semana. Mirlotos fritos con puré de patata, croquetas de ibérico, salmón confitado con boniato o cachopín —dicen que es pequeño, pero si un asturiano te dice que un cachopo es pequeño en general será mentira— son algunas de las opciones, que rematan con postre, pan, vino o caña y agua. En definitiva, un local con raciones muy generosas, de las de desabrochar el botón del pantalón para no sacarle un ojo a otro comensal.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de El Pintu (@el_pintu_laviana) el

El Pintu. C/de la Libertad, 11, Pola de Laviana. Tel.: 984 045 505. Mapa.

MURCIA

Alborada

Los días de lluvia piden migas a gritos, y este otoño en Alborada preparan unas migas para caerse de espaldas. Para ser justos, la dorada y el arroz con habichuelas también están de muerte. No nos podemos olvidar de su guiso de garbanzos con chorizo, ni de los viernes de caldero murciano. Lo vais pillando, ¿no? en este sitio, nos comeríamos hasta el mantel, como en todos los que nos recomienda el crítico gastronómico Sergio Gallego. No solo porque con ver la cazuela de barro ya soñamos con el sabor de las ñoras y el azafrán del arroz de caldero murciano, sino porque en la mano de su chef, David Muñoz, se nota la ilusión del joven y la experiencia hostelera del veterano, su padre Antonio. Gastronomía contemporánea murciana y un menú de barra que ahora se pide para llevar.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Alborada Restaurante (@alboradarestaurante) el

Alborada. C/Andrés Baquero, 15, Murcia. Tel.: 968 23 23 23. Mapa.

La Bien Pagá

Una cosa es conocer la huerta murciana y otra muy distinta es tenerla en la puerta de casa, como La Bien Pagá. Situados al lado del Mercado de Verónicas, el gastrobar de David Lainez, sumiller con más de 20 años de experiencia- cocinan con productos de primera calidad, y han sabido combinar la innovación culinaria con la comida casera, creando una oferta en la que se entremezclan pequeñas tapas degustación con platos de cuchara de menú del día de toda la vida. Por sus sardinas maceradas en ponzu, ikura y ajo blanco seríamos capaces de hacer alguna tontería, igual que por su plato de almejas, mantequilla y palo cortado. Sirven los menús en la barra, para que sea una comida más distendida, y siempre tienen a mano un vino para maridar.

La Bien Pagá. C/ Sociedad, 1, Murcia.Tel.: 968 93 26 26. Mapa.

CUENCA

Mesón Los Alfares

El que no corre vuela, y el que no cocina muere de hambre. En el Mesón Los Alfares, en Cuenca, muy cerca de nuestra querida Su de Webos Fritos, —uno de los mejores blogs de cocina de España— han sabido sacar lo mejor de la situación actual adaptando su oferta y su carta para que cualquier primero más cualquier segundo de su carta; con postre, vino o agua, entren dentro de la categoría de menú del día y por lo tanto no pasen del umbral de los 11 euros. Eso implica que su menú del día se extiende a toda su carta, que tanto puede ser una sopa castellana como un conejo asado o unas manitas de cordero rebozadas. Buena comida de mesón, siesta y sillón.

Mesón Los Alfares. Av/ de San Julián, s/n, Cuenca. Tel.: 969 16 00 74. Mapa.

Si no encuentras el restaurante de menú favorito de tu pueblo; por favor, no nos insultes por ello. Asume que no somos omnipresentes y compártelo en los comentarios para ayudar a otros menúdeldíaliebers (y de paso al restaurante, que seguro que en estos momentos le viene mejor que nunca).

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista